AJUNJI y Diputado González comparten necesidad de legislar regreso presencial a clases desde la Fase 4

AJUNJI y Diputado González comparten necesidad de legislar regreso presencial a clases desde la Fase 4

image_pdfimage_print

A través de una reunión vía Zoom, entre la Directiva Nacional y Regional Quinta de la AJUNJI con el diputado miembro de la Comisión de Educación, Rodrigo González (PPD), abordaron en detalle las implicancias del proyecto de Ley que “Establece requisitos que deben cumplir los establecimientos educacionales, jardines infantiles y salas cunas, para normalizar el desarrollo de los procesos educativos presenciales, en el contexto de la pandemia de COVID-19” (Boletín 14133.04); iniciativa que se encuentra en su primer trámite constitucional.

El texto indica que: “Los establecimientos educacionales, sean públicos, particulares o respecto a los recintos que ya iniciaron sus clases, se establece que podrán continuar su funcionamiento desde Fase 3 bajo el cumplimiento de ciertos requisitos: siempre que la autoridad pública determine que cuentan con las condiciones sanitarias y de infraestructura que permitan desarrollar sus actividades sin riesgo para los trabajadores, servicios anexos y la población escolar. Los padres, apoderados y la comunidad escolar podrán solicitar a través de sus órganos de participación, la supervisión y cumplimiento de los respectivos protocolos sanitarios y de seguridad que disponga la autoridad pública, concordando con sus sostenedores un plan de retorno, de acuerdo a las orientaciones que proporcione la respectiva autoridad”.

Según el diputado Rodrigo González, autor de la moción, “las directivas comparten la necesidad de legislar y de establecer rigurosamente, de acuerdo a requisitos técnicos, médicos, epidemiológicos, sanitarios y pedagógicos, las fases en que los establecimientos sean autorizados para funcionar. El ideal sería que todos los establecimientos pudieran funcionar presencialmente, pero en pandemia, sobre todo actualmente debe ser responsabilidad del MINSAL y MINEDUC exigir requisitos y aplicar protocolos precisos y rigurosos regulados por la Ley”.

González agregó que: “Las comunidades educativas deberán pronunciarse en cada establecimiento a través de sus órganos de participación si estos requisitos se cumplen, y concordar en cada caso un plan específico de actividades presenciales vinculado a sus particularidades y a su proyecto educativo. La norma general es que todos puedan funcionar en fase 4, y que en fase 3 los recintos operen con autorización explícita de las autoridades ministeriales. Es el Estado quién debe hacerse responsable de los establecimientos, de los niños y trabajadores en educación”.

Por su parte, la presidenta de AJUNJI Nacional, Silvia Silva Silva, valoró el proyecto y manifestó la disposición a que la presencialidad se retome en las Fases 4 y 3. “La iniciativa representa la esperanza de poder generar confianzas y certezas en los trabajadores que representamos en términos del retorno y lo que este desafío implica. Fuimos muy enfáticas en señalar que en lo que respecta al artículo segundo del proyecto, esta organización piensa que la fase que otorga garantías de seguridad y de cumplimiento a las normas sanitarias para un retorno seguro son la 4, y la 3 para aquellos jardines infantiles que ya se encuentran aperturados y con atención de párvulos. Este argumento lo hemos manifestado en todos los espacios en los que hemos defendido la salud y vida de los niños y niñas, y de los trabajadores y trabajadoras. Estamos esperanzadas que este proyecto de ley avance y se vote lo antes posible”, sentenció.